Área de Laboratorio

En él se realizan estudios de muestras de origen biológico para la prevención, diagnóstico y tratamiento de problemas de salud. Para ello cuenta con la tecnología más avanzada para el análisis de muestras clínicas, como sangre, orina, y heces, entre otras.

Bioquímica Clínica en General

 Los parámetros que se estudian en una rutina de bioquímica en sangre son la concentración de varias sustancias químicas que se encuentran en la sangre en el momento del análisis y su determinación sirve al médico para:
-Confirmar un diagnóstico en un paciente con síntomas de cierta enfermedad.
-Controlar la respuesta al tratamiento de la enfermedad.
-Para el diagnóstico precoz en personas que no presentan síntomas, pero que pueden tener algún factor de riesgo para diferentes enfermedades.
En general estos parámetros informan sobre el estado y la función del hígado, el riñón, la diabetes, ó el estado de inflamación en relación a las enfermedades reumáticas, entre otros.
 

Estudio hormonales

Los exámenes de sangre o de orina pueden determinar los niveles de diversas hormonas en el cuerpo, entre ellas: las hormonas reproductivas, las tiroideas, las suprarrenales, las hipofisarias y muchas otras. En la mujer este estudio es fundamental para comprobar el funcionamiento del aparato reproductor femenino. Cualquier desajuste hormonal puede indicarnos la existencia de alguna anormalidad que puede influir a la hora de concebir. De igual manera, este estudio en los hombres permite detectar alguna anomalía en los niveles hormonales mediante análisis de sangre (FSH, LH, testosterona).

Diagnóstico de la pareja infértil

Examen del semen humano (espermograma, bioquímica del plasma seminal, Test tunel, preparación de muestra para inseminación intrauterina).

Bacteriologías en general

Existen abundantes métodos y procedimientos utilizados por el Bacteriólogo en el laboratorio clínico cuya finalidad es el diagnóstico de diversas enfermedades, algunas de esas técnicas son: pruebas de sensibilidad a los antimicrobianos, métodos de diagnóstico rápido, examen directo, cultivo, etc.

Genética

Los estudios genéticos tienen como finalidad el diagnóstico temprano de anomalías fetales. Existen varios tipos de estudios, algunos de los cuales se detallan más abajo.
La elección del estudio más adecuado depende de los antecedentes personales, reproductivos y familiares de cada pareja y de las necesidades de cada familia.
ADN Fetal en Sangre Materna se realiza a partir de la semana 10 de gestación para identificar mediante el estudio de ADN fetal libre en sangre materna fetos en riesgo de portar copias en exceso o déficit de los cromosomas 21; 18; 13; X ó Y. El análisis de estos cromosomas recibe el nombre de cariotipo.

Diagnósticos precoces en medicina fetal

Entendemos por diagnóstico prenatal el conjunto de pruebas diagnósticas que llevamos a cabo durante el embarazo para intentar identificar la presencia de posibles defectos congénitos en el feto o bien factores de riesgo maternos que pueden requerir controles estrictos a lo largo de la gestación. El diagnóstico precoz de cualquier defecto congénito en el feto posibilita la adopción de las medidas más adecuadas, tanto durante el embarazo como durante el parto, para evitar riesgos innecesarios a la madre e hijo e intentar mejorar el pronóstico del neonato tras el nacimiento. En casos seleccionados, hoy en día se puede realizar tratamiento intraútero de determinados defectos congénitos.

Marcadores bioquímicos del screening fetal
Esta prueba consiste en el cálculo de un riesgo post-test obtenido a partir del riesgo asociado a la edad materna. El cálculo del riesgo post-test se realiza necesariamente mediante sistemas informáticos, que usan funciones matemáticas basadas en estudios poblacionales para representar el riesgo asociado a la edad materna y para representar la distribución de los marcadores bioquímicos y ecográficos en sujetos sanos y con patologías.

Preeclampsia
La preeclampsia es una complicación de la segunda mitad del embarazo en la que se asocia una presión arterial alta junto con pérdida de proteínas en la orina. La identificación de las mujeres con alto riesgo de presentar una preeclampsia podría ayudar a realizar una monitorización más exhaustiva de la gestación para realizar un diagnóstico y tratamiento precoz y evitar de esta forma el desarrollo de complicaciones serias.

Análisis parasitológicos

Este examen permite diagnosticar una eventual parasitosis intestinal, enfermedad debida a la presencia de un parásito en el tubo digestivo. Las heces del paciente son recogidas en un pote estéril y luego analizadas en laboratorio.
El análisis de las heces es una de las técnicas diagnósticas de uso frecuente en medicina. Proporciona información muy valiosa para:
-Determinar si los órganos digestivos funcionan de manera adecuada y mediante el mismo se puede sospechar la existencia de síndromes o enfermedades intestinales.
-Diagnosticar infecciones bacterianas o infestaciones por parásitos en el tracto intestinal.
-Detectar la presencia de sangre oculta en las heces, que es característica de procesos inflamatorios, infecciosos o tumorales.

Inmunología y alergia

La reacción alérgica se produce cuando el sistema inmunológico reacciona de manera exagerada ante algo que generalmente está presente en el ambiente y es inocuo para la mayoría de la gente. Para proteger al cuerpo de esta “supuesta amenaza”, o alérgeno, el sistema inmunológico de una persona alérgica produce anticuerpos denominados “inmunoglobulina E”. Estos anticuerpos hacen que los mastocitos (un tipo de célula involucrada en el proceso de respuesta del sistema inmunológico del organismo) liberen/descarguen sustancias químicas en el torrente sanguíneo. Son éstas sustancias químicas las que desencadenan muchos de los síntomas alérgicos que afectan los ojos, la nariz, la garganta, los pulmones, la piel y el tracto gastrointestinal de las personas.
Las técnicas de laboratorio disponibles para el diagnóstico de alergia tratan, por una parte, de analizar la respuesta específica, intentando identificar el alérgeno responsable de los síntomas del paciente; y, por otra, de determinar el mecanismo inmunológico de la reacción alérgica.