Densitometría ósea

El objetivo de la Densitometría Osea es determinar la masa ósea y medir la disminución de la densidad ósea con el fin de determinar el riesgo de fracturas y el estado de osteoporosis en un paciente.
Para el diagnóstico de osteoporosis las regiones que habitualmente se estudian son la columna lumbar y la cadera, dado que son los sitios de mayor riesgo de fractura en pacientes osteoporóticos.

Procedimiento:

Generalmente se realiza acostado sobre una camilla donde el técnico lo posicionará acorde a la región a estudiar.
El densitómetro cuenta con un brazo móvil que se desliza escaneando la región a evaluar, sin tomar contacto con el paciente.

Indicaciones para la realización del estudio:

No requiere preparación previa.